TEORÍA

EL FACTOR 3M DEL ÉXITO

MÁS AQUÍ

EL FACTOR 3M DEL ÉXITO

Antes que usted, amable lector, se adentre en el presente trabajo de investigación, es necesario que sepa que no solo la maternidad (los hijos) y la mudanza de casa o de ofi­cina, son los dos únicos factores capaces de alterar el rumbo de las personas, sino que hay un tercer elemento: la mascota, cuya adopción contribuye decididamente en el éxito de nuestro destino.

Sucede que entre mi primer libro Los bebés eurítmicos. Los hijos del día, los hijos de la noche (2007) y el segundo, Volver a nacer. Mudándose de casa (2012), empecé a trabajar en ese intervalo un nuevo y tercer factor: los efectos benéficos en las familias que adoptan mascotas. Todo debido a que en el año 2003, a raíz de un pedido que me formulara una dama cubana para salvar a su mascotita, una maltesa que había sido desahuciada por su médico, un veterinario del sur de la Florida, me interesé sobremanera en el tema. Y es que la mascota (del francés mascotte con el significado de ‘amuleto’) no es un simple animal de compañía. Desde la antigüedad, a la mascota se le atribuye la propiedad de dar buena suerte o de ejercer influencia benéfica sobre su poseedor, creencia que hoy está plenamente confirmada por la medicina y la psicología.

Volviendo al tema de la mascotita maltesa, la Divinidad permitió que dicha perrita, pudiese superar el problema que aquejaba su hígado, y vivir cinco años más, de acuer­do con el calendario humano. Aplique sobre ella un éxodo de 40 días con remudanza. Busqué el mejor momento, esto es, las mejores posiciones planetarias, tanto para que se retirase del hogar de sus amos como para que retorne a ellos. Pero mi racionalismo, me decía: “No te entusiasmes mucho, pudo haber sido una casualidad la recuperación de su salud”, y no reporté el hecho a mis amigos astrólogos y cosmobiólogos; sin em­bargo, como los resultados fueron sorprendentes, emprendí un trabajo de curación y recomendación de adopciones de mascotas, con el doble propósito: que vuelva la salud al animalito de casa y que la familia se encamine hacia la prosperidad en los casos que la había perdido.

Para la adopción de una mascota, mi razonamiento fue que no solo bastaba que haya Luna Nueva o Creciente, y que sea mediodía, para que la mascota entrara por primera vez a su nuevo hogar, era necesario construir una carta astral del ingreso al hogar este nuevo miembro de la familia. Cuando digo construir una carta astral, me refiero a buscar y colocar en este instrumento astrológico el Sol, la Luna y los planetas en los lugares más adecuados que beneficie, material, social y espiritualmente, a todos los integrantes de la familia, incluyendo, a la mascota, claro está.

Nueve años más tarde, en el 2012, manifiesto que tres acontecimientos fundamenta­les en las vidas de las personas alteran sus destinos, y podemos utilizar estos tres hechos. Es más, deberíamos de utilizarlos, para mejorar nuestra vida y la de nuestra familia, así como la de nuestros amigos y de toda la humanidad. La maternidad, la mudanza y la mascota tienen, cada una de ellas, la energía que necesitamos para realizar nuestros sueños, para llegar a donde anhelamos llegar, asi como para ser felices y altamente prós­peros. A estos tres elementos los denomino: Factor 3M del éxito.

A continuación abordaremos el primer factor, la maternidad, que está relacionado con la llegada de los bebés al mundo y sus consecuencias para la familia y la humanidad.